Puño y Letra

se, The Enchanted Garden, c. 1916

Si partimos del hecho que los altos ideales no se consiguen con ruines métodos, entonces podríamos decir, que la invasión a la privacidad no se justifica sin importar las razones que tengamos para ello.

Algunos olvidan que la violación a la intimidad y privacidad de la pareja se castiga hasta con 3 años de cárcel. Algunos consideran la invasión como un derecho ganado por un vínculo matrimonial. Pero están equivocados.  La invasión, aun a su propia pareja no es más que eso… un acto ilegal. Muchos tendrán como defensa las infidelidades, los silencios o el desconocimiento del ser con quien se convive. Y en otros casos solo será la clara muestra de una mente insegura que caza fantasmas hasta con su propia sombra.

Sin importar las razones para llegar a la violación de la privacidad, sigue siendo un ruin método que solo deja ver en quien lo hace, la falta de moral, honestidad y claramente sus acciones hablan más de ellos que de sus parejas. Aun así, tenemos que soportar que revisen nuestros mensajes de texto, llamadas, Facebook y otros medios de comunicación en un intento por descubrir o encontrar aquello que desean ver… algo que les deje ver lo “ruines que son los demás”, pero quien invade… sin duda no lo es.

Continue reading