Amado Pulsar, cuando puedas vuelve porque acecha tu fantasma…

Eco. © Ma. Carolina Gutierrez. © Todos los derechos reservados